24/12/10

Volveré con cosas más sencillas

Son enormes las cuestiones que abordé cuando, es verdad, casi no podía reunir unas cuantas palabras sin irme por las nubes, generalizaciones, conceptos abstractos, intentos de racionalizar. Entré con todo el engranaje del auto control tirándome de los pies y se me desbordaron los ríos de la impaciencia porque hurgaba en el mismísimo infierno. Entendí que tenía que relajarme, que me había pasado de escrito-terapia. No buscar más, no cambiar nada, soy así… solo quiero jugar. Superficie, imágenes, ventanas a la intimidad de la gente, orgullo. Milenio, centuria, la rabia de una generación inflada a imágenes, superhéroes, dioses y diosas, ciudades prodigiosas, vuelos de bondades entre generosos espectáculos de sangre y fuego, quedaron relegados por un aterrizaje forzoso en la más pura y cristalina realidad…
Publicar un comentario