29/9/16

FÓLLAME COMO NUNCA ESTA NOCHE

En una discoteca solitaria que sonaba a lata te encontré cuando derramabas lágrimas sobre una copa. Sonaba una guitarra maestra que adornaba tu melancolía con un dulce erotismo. Tu eco sensual me provocó una pasión irresistible. También de lamentos estaba hecho mi profundo pozo solitario en aquella barra metálica y fría ¿Alguien más rondando? Supe que no habría problemas cuando me miraste con agrado al sentarme a tu lado y tu sonrisa convirtió mis vértebras en un acordeón y mi cabeza en una sala de violines…
-Emborráchame y fóllame como nunca esta noche…
-Genial, soy un caballero pero si me provocas puedo ser también un sátiro. Y que quieras las manos de un desconocido esta noche alrededor de tu cuerpo me hace sentir un hombre poderoso, mmm, sí. Me encantaría arrastrarte a la habitación y hacerte sentir cada centímetro de tu piel. Alimentaré tu belleza con mis caricias y palabras. Tendré la tentación de dominarte, sí, pero sólo para llevarte al éxtasis, para que disfrutes de tu belleza sintiéndola intensamente. Yo te guiaría, por si no conoces mi forma de hacer las cosas, para atraparte, para enseñarte mi sentido del placer que creo que te gustará, pero tú me hechizas ahora cuando sonríes al acariciarte la cara. Tus ojos aumentan de tamaño, qué maravilla, ojos oliva veteados de ilusión por lo que va a pasar cuando nos desnudemos…


Publicar un comentario