14/9/16

PLAN MALÉFICO PARA AMAR

Cuando eres joven no necesitas preocuparte, simplemente vivir. Y quieres hacerlo todo brillante, piensas que nada podrá contigo y que podrás tener a quien quieras. Y ves curvas que se mueven y levantan suspiros. Eso es atracción pero también admiras secretamente a supermanes. Entonces descubres que lo mejor es bailar como un robot mientras tu corazón pega saltos a diestro y siniestro. Y un día de tu vida llegas a la conclusión de que el amor es universal porque abres tu mente. Ves que se despliega ante tí un terreno lleno de oportunidades y piensas que todo será más fácil a partir de entonces. Después, con todo cuidado, vas dando pasos para salir del hogar e ir en busca de la fiesta de la vida, donde pruebas a diestro y siniestro, pero sobretodo quieres atrapar a alguien con un plan maléfico para amar. Quieres que las cosas pasen como deberían pasar pero un día piensas que todo va bien y al siguiente te das cuenta (oh no) que pones más luz en una persona de la que sus ojos quieren vislumbrar. Ves sus ojos brillantes aunque no haya hechizo en su corazón y no sabes cómo borrar su imagen de tu cabeza, pues comprendes que es ahí donde reluce su correspondencia. Y entonces comprendo que el diablo del deseo amaña el reflejo del querer en mi imaginación. ¿Y si no porqué esa atracción loca me hace suspirar justo antes de retomar la fantasía de amarte para saborearla un poco? 








Publicar un comentario