18/8/15

ESTE MOMENTO

Tela. Elegir entre terapia o creación cuando conoces a alguien. ¿Y por qué elegir? Quizás para descubrir interesan sólo las canciones de amor o las confesiones personales pero sólo tenemos este momento. ¿Tendríamos que confesarnos para conocernos y entregarnos? Y si todo esto te lo comento después de acariciar tu pecho prefiero callar, porque no deseo nada más que sentir en silencio como suspiras con esta creación mía que es la caricia y sí, la rueda de pensamientos se detiene porque como dos picos que emergen me saludan endurecidos tus pezones como una invitación al silencio para que sorba y lama tus estremecimientos. Tenía que contarte cosas pero el erotismo me puede ¿Por qué elegir? Hablaremos mientras estoy dentro de ti. Andan poniéndonos rayas y líneas por todos lados para estar en un sitio u otro, andamos poniéndolas cuando las mejores son las líneas circulares que mi lengua recorre alrededor de tu pezón, bajando por el abdomen mientras sonríes porque sabes que traspasaré la frontera hacia donde se recogen los gozos más certeros. Y mientras intento averiguar qué puntos te hacen disolverte. Eso sí que es una terapia recorrer tu cuerpo y recoger sonrisas, murmullos, arrumacos, recibirme bien dentro. Pero también podemos hablar entonces de lo que me interesaba, cuando te tengo, cuando ya te tengo, los dos pegados y retándonos, y entonces susurro tu nombre y hablo sobre lo que quiero de ti, esas palabras tan trascendentes, tan intensas, que no salen de la razón pero tampoco de mi polla. 


Publicar un comentario