12/9/08

Estos chinos...

Estoy cansado de oír y leer en las noticias los estragos de la crisis económica. La alarma que están creando es desorbitada. Esta mañana en un debate de la televisión apuntaban la idea de la crisis del sistema. La globalización estaría acabando con un sistema que ha estado basado en la diferencia entre países pobres y ricos. ‘Lo hemos visto en los Juegos Olímpicos. Si estos pobres chinos que antes se conformaban con dos cuencos de arroz al día se unen al progreso el sistema se viene abajo…No es posible que el planeta asimile tal consumo de materias primas’. Decía algo así como que hemos exprimido al planeta como a una naranja vieja y que el jugo no daba para tantas bocas. Se podía pensar que eso de la igualdad siempre ha sido una utopía. Definitivamente sí, que tonto he sido, el progreso y estabilidad de unos pocos ha sido sobre la explotación de una mayoría, que conviene que siga pobre. Por lo visto si queremos que nos siga yendo bien África tendría que seguir como está. Qué vergüenza ¿Y cómo podría cambiar la cosa con tan poco movimiento revolucionario, con tanto conformismo? Menuda era nos ha tocado vivir, pues a alguien le conviene mantenernos dormidos, anestesiados y a la vez alarmados, temerosos de perder nuestros privilegios. Los hipsters sólo son hermanos del pasado pero qué afortunados eran con aquella actitud de pasiva rebeldía, de vivir, vivir ahora, en desacuerdo y cambiando las cosas que uno podía cambiar adentro. Ahora con los ipods y los mp3 casi ni pensar podemos…
Publicar un comentario