5/11/08

Por ahora, sólo Oblabla


Hoy me he sentado al ordenador dolorido porque me machaqué en el gimnasio de nuevo. Coño, tenía que tener ya el cuerpo de Schwarzenegger pero nada. Cagoentoloquesemenea, seguiré currándomelo y rompiéndome las fibras de los bíceps. Y tengo que escribir por cojones de Barack Obama, uff, con todo lo que se ha escrito y dicho, qué queda por aportar desde mis humildes neuronas y dedos que teclean este teclado. Pues algo podré decir, no voy a ser el único que se queda callado ahora. Ésta no es nuestra victoria pero alegra porque hemos acertado la porra universal y todo lo que sea cambio para mejorar es bienvenido. Lo único que deseo es que no se quede en OBlabla…bla, bla, bla. Porque retórica le ha echado el muchacho (perdón, señor presidente), hasta ha copieteado a Martin Luther King (I have a dream) con su tono mesiánico y su ya famoso ‘Yes, we can’. Su puesta en escena ha sido fabulosa, parece un presidente de película. Y bla, bla, bla, Obama ya formas parte de la Historia y del sistema. Ahora te dejarán, te dejamos si nos incube en algo, que intentes capear el temporal, te daremos tu tiempo de gracia pero, por favor, no defraudes a esas viejecitas de un siglo que dices que hicieron colas de horas para votarte, que puedan más ellas que los cientos de millones de dólares que los poderosos han puesto en tu camino hacia la Casa Blanca. Espero que la vida de todos mejore, en lo que nos toca, aunque me hago el duro tengo que reconocer que algo me ha tocado y me ha hecho ilusión que gane pero Oblabla, bla, bla las cosas tienen que cambiar. Una buena señal es que se haya superado la sensación de pucherazo que todos teníamos de las elecciones. Los jueces conservadores del Tribunal Supremo le dieron la victoria a George W. Bush frente a Al Gore en la primera legislatura, y en la segunda se la dieron las máquinas y papeletas amañadas frente a Kerry. Esta vez el establishment ya había apostado por él frente al fiasco del 'peor presidente de la historia de EEUU' y han dejado hablar al pueblo norteamericano. Es verdad que esta elección acaba con siglos de discriminación racial, como vosotros podéis (Yes, we can) hacedlo de verdad. Hablad con los musulmanes moderados y resolved las diferencias (Yes, you can) Atiende a los pobres y ofréceles salud y vivienda (Yes, you can). Luchad contra la avaricia y la codicia de los inversores, invertid en capital humano y empleo (Yes, you, can) Producid arte, cultura, diplomacia y no armamento (Yes, you can) Hablad con Zapatero y ofrecedle una silla (Yes, you can). Volved a los sillones de la ONU y decidid en compañía (Yes, you can) Ofreced el dinero que le dábais a los banqueros a investigadores y científicos y luchad contra el cáncer y el Sida (Yes, you can). Cerrad Guantánamo y todas las cárceles clandestinas y abolir las torturas (Yes, you can)…Así y un largo etcétera de ‘youcan’. En definitiva, Obama, que no te quedes en Oblabla, bla, bla.
Publicar un comentario